La atención plena como herramienta de estudio.

La era digital ha traído consigo muchas cosas útiles e imprescindibles, tales como son el acceso a la información de una forma más rápida y (algunas veces) gratuita, un medio de comunicación eficiente para mantenernos en contacto con personas de todo el mundo, la posibilidad de hacer networking y compartir nuestro trabajo con gente de todos los continentes y así podría enumerar un sinfín de ventajas que la tecnología nos ha brindado.

Como en todo, también existe una dualidad que equilibra el impacto que tiene en el mundo y por desgracia la tecnología no se salva de eso, también trae consigo algunas desventajas tales como la falta de privacidad, la falta de protección de nuestra información personal e incluso ha tenido un gran impacto en la forma en la que vivimos diariamente.

¿A qué me refiero con ese último punto? ¿Alguna vez te has dado cuenta de que los periodos que puedes prestar atención continua cada vez son más cortos? ¿Has notado que al no obtener la información que buscas en poco tiempo, puedes sentirte desesperado? ¿Aún recuerdas cómo buscar información en una enciclopedia?

Este es uno de los problemas más cotidianos y notorios producidos por la tecnología a nivel físico y mental, pero ¿a qué se debe esto?

Por ejemplo, los teléfonos inteligentes o ‘smartphones’ actualmente cuentan con una tecnología de procesamiento superior a la que tenían las computadoras del programa Apolo que enviaron al hombre a la Luna (BBC, 2016). Hoy en día nos parece algo bastante normal y la tecnología sigue avanzando constantemente, lo cual implica que tenemos mucho más poder al alcance de nuestra mano del que se pudo haber imaginado hace cincuenta años.

Al tener una herramienta tan poderosa como lo es una computadora o un smartphone, podemos hacer muchas tareas al mismo tiempo y así intentamos desarrollar un ‘supercerebro’ con el famoso ‘multitasking’. Tener la posibilidad de investigar, mandar mails, responder tus Whatsapps y escuchar música en tu plataforma de streaming favorita simultáneamente es uno de los milagros de la tecnología pero al mismo tiempo es uno de los causantes de que no se pueda prestar atención más de 25 minutos consecutivos en una misma tarea.

Las redes sociales también jugaron un papel fundamental en esto, comenzando con el lanzamiento de Snapchat en 2011, se implementa un nuevo formato de compartir contenido con tus seguidores llamados historias. Seguramente sabes a qué me refiero, pero para los que no, básicamente son videos de quince segundos aproximadamente que después de veinticuatro horas de haberlo publicado, se eliminan automáticamente.

Es un formato que después se implementó en diferentes redes sociales y actualmente lo encontramos en las más famosas, tales como Instagram, Facebook, Twitter y Whatsapp.

¿Cuál es el impacto de esto?

Nos estamos acostumbrando a prestar atención por lapsos de tiempo cada vez más cortos y eso a la larga está afectando los periodos que nos podemos mantener concentrados. Incluso muchas veces ni siquiera vemos los quince segundos de una historia de Instagram y parecemos Jam en Toy Story 2 cambiando los canales de televisión.

Ahora, ¿Cómo podemos trabajar esto o reducir su impacto?

Existen diversas técnicas para trabajar estas secuelas de la era digital pero hoy en día me voy a enfocar en dos que personalmente me son muy útiles en el estudio de mi técnica y repertorio musical pero que al final son útiles y aplicables en cualquier ámbito.

La primera es la técnica de los pomodoros, la cual consiste en dividir un lapso largo de trabajo o estudio en pequeñas fracciones de tiempo, específicamente en periodos de veinticinco minutos separadas por descansos de cinco minutos (normalmente se usa así pero se puede adaptar un poco al rendimiento de cada persona).

Ahora, se tiene que ajustar un temporizador con los veinticinco minutos (yo recomiendo que se escuche un poco el sonido del reloj para que cuando estés perdiendo el hilo de lo que haces, puedas escuchar y recordar que estás prestando atención en una actividad específica) y es importante que cuando la alarma suene, dejes de hacer lo que estás haciendo sin importar nada (para músicos, puedes terminar la frase o pasaje que estés tocando) y descansar cinco minutos, en el término de cada descanso podemos decir que ese es un pomodoro; después del cuarto pomodoro puedes descansar entre 15 o 20 minutos, lo que creas que es necesario para retomar tu actividad con la mente clara.

Lo mejor es usar el tiempo de descanso para tomar agua, ir al baño o realizar cualquier actividad que te ayude a reactivar tu organismo, en lugar de revisar tus mensajes o redes sociales, ya que eso al final hará que pienses en cosas que probablemente no son necesarias en ese momento.

Las primeras veces es probable que te cueste trabajo integrar la técnica a tu estilo de vida, pero una vez que encuentres esa forma de trabajo, los beneficios serán evidentes en poco tiempo y obtendrás mejores resultados en tu productividad.

Puedes leer un poco más de la técnica en el siguiente enlace: https://protecciondatos-lopd.com/empresas/tecnica-pomodoro/

La siguiente técnica es la aplicación de la atención plena o mindfulness en el proceso de estudio de cualquier materia, pero en este caso (y como casi todo en este blog) va enfocado a la hora del estudio de un instrumento musical, pero la misma lógica es aplicable para muchos aspectos de la vida.

Primero que nada, ¿qué es la atención plena?

La sociedad de mindfulness y salud lo define como ‘prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación.’

Es así que la consciencia será nuestro mayor aliado a la hora de querer desarrollar cualquier técnica de la forma más objetiva posible y tener los mejores resultados.

Explicaré brevemente cómo es que la uso yo; a la hora de estudiar cualquier obra musical o algún aspecto de la técnica del instrumento es importante detenerse y pensar por ejemplo, ¿este es el sonido que busco? ¿ese es el fraseo que me pide la pieza? ¿estoy distribuyendo bien el arco de mi violonchelo? ¿necesito trabajar más la afinación o el ritmo? y conforme te vas dando respuestas en base a lo que observas en el momento, tendrás un mapa cada vez más claro que te dirá hacia donde ir y que el resultado final sea una interpretación que contenga todos los aspectos que consideras importantes.

Ahora, cabe recalcar que es muy importante la paciencia ya que a simple vista puede parecer un proceso bastante lento, pero el estudio consciente a la larga es mucho aporta mucho más conocimiento de la materia y algo igual o más importante que es el autoconocimiento, al final es mucho más productiva una hora de estudio bien consciente y dirigida que cinco horas en estado mental automático; esa es una de las razones por las que a pesar de ser constantes y disciplinados con nuestras actividades, a largo plazo sentimos que no estamos consiguiendo resultados óptimos.

Esa misma lógica es aplicable al estudio de cualquier índole, aquí lo más importante es ir entrenando la mente poco a poco para que se pueda mantener quieta y presente en la actividad que quieres realizar; otra forma de entrenar a la mente es la práctica de la meditación, pero ese es un tema más extenso.

Además la práctica de la atención de plena tiene muchos otros beneficios tales como:

  • Reducir el estrés y la ansiedad.
  • Mayor aprovechamiento del tiempo invertido.
  • Encontrar vicios o malos hábitos de los que no somos conscientes.
  • Darle espacio a la mente para estar quieta y evitar pensamientos innecesarios.
  • Trazar un mapa más claro de cómo llegar a los resultados que queremos.

Esto también puede ser un impulso para comenzar la práctica de la meditación; en los tiempos de pandemia es una actividad que nos puede ayudar a seguir con una vida objetiva y encontrar la mejor manera de lidiar con nuestras emociones y con lo que nos pasa en el día a día.

Puedes leer un poco más acerca de mindfulness aquí: https://www.mindfulness-salud.org/mindfulness/que-es-mindfulness/

Quiero aprovechar el espacio para dejarte un enlace que te enseñará paso a paso cómo comenzar a meditar, ésta es la organización con la que yo aprendí y personalmente es algo que ha cambiado el curso de mi vida: https://peacerevolution.net/es#/

Como puedes darte cuenta, gran parte de los resultados que obtenemos es la forma en la que realizamos los medios para conseguirlos. Considero que la atención al presente es una de las habilidades que mayor crecimiento personal y profesional te puede brindar, además de que puede ser un parteaguas en encontrar el camino que realmente buscas para tu vida.

Espero que la información sea de tu agrado y que sobre todo te sea útil, si tienes alguna duda puedes mandarme un mensaje y con gusto me pondré en contacto contigo, recuerda que a pesar de los momentos tan confusos que estamos viviendo en este momento de la historia, mantenernos en nuestro centro puede hacer la diferencia y darnos un lugar de resguardo, paz y claridad mental para poder sobrellevar los momentos que nos causan tantos pensamientos y emociones difíciles.

De corazón espero que tú y los tuyos estén bien y que cada día estén mejor, te mando la más brillante de las luces, el más reconfortante de los abrazos y el más grande de los deseos de éxito para que logres todo lo que te has propuesto.

¿No has leído mi última entrada? Te la dejo aquí: https://brunosio.com/que-aprendi-componiendo-mi-primer-sencillo-mientes/

Recomendación de la semana:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.